You are currently browsing the category archive for the ‘Comunicación’ category.

En Internet muchos somos conscientes del tratamiento escaso y parcial (por decirlo suavemente) que los medios tradicionales han hecho de temas como la propiedad intelectual, software libre, canon digital, patentes, copyright, neutralidad de la red y otros. Y creo que la mayoría también entendemos que sería absurdo pensar que el velo informativo se reduce únicamente a esas cuestiones.

Si sé que no puedo fiarme cuando hablan de “pirateo” sin mencionar siquiera la copia privada, si sé que esa información se basa en intereses económicos y no tiene intención de ser veraz, ¿cómo puedo fiarme de lo que dicen, o callan, sobre cuestiones que afectan a intereses mucho más poderosos, como el déficit, los recortes y la austeridad, las privatizaciones o las estafas bancarias?

Una persona desinformada no es consciente de los problemas ni de las alternativas, es alguien que no tiene base para dudar de lo que le quieran contar; es alguien inseguro, que ha llegado a creer que la realidad es demasiado compleja para poder entenderla; y es alguien dócil, que no tiene más remedio que confiar en lo que otros le dicen que es mejor para él.

El motivo de ésta entrada es ofrecer algunas fuentes de información alternativa, en las que se pueda escuchar lo que no suele ofrecerse desde los “mass media”. El punto de vista que tu madre o tu abuelo, que creen a pie juntillas lo que sale en la tele, y sólo eso, no van conocer. Una versión de la realidad mucho más rica, variada y coherente que las que se limitan a culparte a ti de los problemas de un sistema al que nunca le has importado.

Lee el resto de esta entrada »

Me resultan interesantes las disciplinas que, como la psicología o la sociología, estudian el comportamiento humano, las emociones, o las reacciones ante el entorno. Debo aclarar que mis conocimientos en esas materias son, como mucho, superficiales. Algo más amplios en psicología clínica, pero muy básicos en cualquier caso.

Aunque se estudian desde el siglo XIX, el auge de estas ciencias no llega hasta la II Guerra Mundial, cuando comienzan a tratarse los casos de ansiedad y otros desordenes en los soldados que vuelven del frente. Pero su auténtico florecimiento se produce en el último tercio del siglo XX, que es cuando comienza a generalizarse su aplicación de forma cotidiana, sobre todo en el caso de las ramas más sociales, útiles en técnicas de marketing, por ejemplo.

En la actualidad, como algo habitual, todos estamos bajo la influencia de estas técnicas. No sólo la publicidad, muchos de los contenidos que aparecen en los medios de comunicación se estudian, se preparan y se emiten de acuerdo a las reacciones que puedan generar.

Para que quede claro: no hablo de controlar las acciones de las personas, no somos robots, sino de conocer de antemano las reacciones típicas de un individuo (o un conjunto de individuos) ante un estímulo determinado. Esto puede permitir cierta influencia, a un nivel emocional y, por tanto, en muchas ocasiones, de forma subliminal. A pesar de ello, estas materias siguen siendo grandes desconocidas para la mayoría de la población.

Lee el resto de esta entrada »