Ayer se inició en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EEUU (el equivalente a nuestro Congreso de los Diputados) el debate para la votación de la Stop Online Piracy Act (SOPA), que concluirá hoy, previsiblemente con su aprobación. El proyecto que están votando, junto a la Protect IP Act (PIPA), son probablemente las amenazas más graves que se hayan dado jamás a una Internet libre y sin censuras, no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo.

Probablemente nadie mejor que Mafalda para explicar los problemas de la SOPA, en esta excelente infografía. Básicamente, bastará con que un sitio sea denunciado (no juzgado ni condenado) para que deba bloquearse el acceso a cualquier nivel (DNS, hosting, etc.), para que se bloquee la publicidad y los servicios financieros (¿alguien dijo Wikileaks?), y para que deban eliminarse todos los enlaces hacia ese sitio. Al mejor estilo de la “ley Sinde” se actúa antes de una resolución judicial y se criminaliza el simple hecho de enlazar, pero dan una nueva vuelta de tuerca, el problema no serán los enlaces hacia contenidos supuestamente vulneradores de copyright, sino que cualquier enlace o cualquier acceso hacia un sitio sospechoso estará fuera de la ley.

Servicios como TOR o proxies anonimizadores, pensados para evitar la censura y que no implementan la posibilidad de bloquear el acceso a un sitio, pueden acabar ilegalizados. Google o la Wikipedia deberán retirar cualquier enlace a un sitio sólo porque ha sido denunciado, o se arriesgan a ser asfixiados financieramente… ¿Y tú, tienes enlaces en tu blog a algún sitio en el que alguien haya colgado un enlace a una película? ¿Tienes publicidad? ¿Usas Paypal?

Con la DMCA nos encontramos con que todos estabamos bajo la legislación estadounidense. Cualquier usuario, en cualquier lugar del mundo, que suba un vídeo a Youtube o un fichero a MegaUpload puede encontrarse con que le borran ese contenido, sin ningún tipo de consulta ni de procedimiento judicial, basta con el requerimiento de alguien que diga ser titular de derechos relacionados con ese fichero. Pues ahora ya no se conforman con borrar ficheros.

Las mayoría de las grandes empresas de la Red se oponen a este despropósito. Los fundadores de eBay, Google, Twitter, Yahoo! o Wikipedia, entre otros, firmaron una carta abierta en la que comparan SOPA con las legislaciones para censurar de Irán o China. También un grupo de 83 ingenieros de enorme relevancia para Internet enviaron otra carta abierta al Congreso de EEUU explicando sus motivos para oponerse a SOPA. Organizaciones como Wikimedia, Creative Commons, la Electronic Frontier Foundation y otros, se están uniendo para declarar el American Censorship Day, en señal de protesta.

Y a pesar de todo lo más probable es que acabe aprobándose.

El gran impulsor de esta legislación es el Representante Lamar Smith, tejano, perteneciente a la National Rifle Association y miembro de la Asamblea del Tea Party. Algo así como el republicano perfecto, al menos para la industria de Hollywood. Para la abogada Julie Samuels, de la EFF, es el mejor ejemplo de cómo la industria de contenidos atrae a los miembros del gobierno, especialmente cuando el sector del cine, la música y la TV han sido los más generosos donantes a su campaña, quizá sea porque dirige el House Judiciary Committee, encargado de redactar las leyes sobre copyrigth.

Tampoco es que se trate de un caso especial, en EEUU las cosas funcionan así y para ellos al menos es público, ojalá aquí pudiéramos decir lo mismo. De hecho, es fascinante ver quiénes son los que apoyan y los que rechazan SOPA y cuánto aportan, y lo mismo con PIPA. En fin, Democracia a golpe de talonario, me pregunto como se puede seguir hablando de soberanía popular. Y eso sin entrar en puertas giratorias

Hay otra cuestión, no se trata sólo de dinero, las compañías que se oponen a estas leyes son poderosas, pero sólo están en Internet. Cuando la industria del cine o la TV están al otro lado de la balanza queda claro de qué lado caerá el fiel, hablamos de medios de comunicación. Y si alguien como Rupert Murdoch va a contarles su opinión, lo normal es que se traguen la SOPA.

Más información, en tiempo real, sobre el debate y la votación, en el twitter de la EFF y en keeptheweb#OPEN

Actualización 2011-12-16 23:05 CET: afortunadamente parece que tendré que comerme mis palabras, por cínico y malpensado… al menos por ahora ;)

La votación se ha retrasado hasta principios de año, y eso que estaban decididos: “no entendemos este proyecto de ley, podría hacer cosas terribles, pero maldición, lo estamos aprobando”. Aterrador. Y muy interesantes ambos artículos, parece que no sólo aquí tenemos analfabetos digitales.

Y otro artículo interesante, para quien le gusten los números.

Actualización 2011-12-18 13:20 CET: Algunas conclusiones sobre el debate, en español. Cito:

El tema del copyright cada vez resulta de más interés para gente que nunca se ha preocupado por su implicaciones , las cuales a diferencia de lo que piensa la industria, no tienen que ver únicamente con contenido de Hollywood, artistillas pop de moda o los sitios rogue. Los derechos y libertades civiles que el internet permite realizar de una forma única, estan amenazados por la industria del entretenimiento. No lo vale.

Y una mala noticia, el supuesto retraso hasta el año que viene no se va a producir, el debate continuará el próximo miércoles, 21 de diciembre. Un cambio un tanto sorprendente:

Esto es algo inusual y totalmente innecesario. Pero demuestra cuan desesperado está Hollywood por aprobar este proyecto de ley lo más rápidamente posible, antes de que la fuerza de la oposición pueda crecer aún más.

Por supuesto, esta premura no ayudará a que sus señorías puedan estudiar con detenimiento qué es realmente lo que tan decididos están a aprobar. Pero, maldición, ¿eso qué importa?

Comentarios cerrados. Si quieres leer los comentarios o escribir el tuyo puedes hacerlo en Barrapunto.

Anuncios