You are currently browsing the monthly archive for junio 2011.

Como parte del #15m me declaro una persona pacífica y condeno radicalmente todo tipo de violencia: la de los violentos infiltrados en nuestras manifestaciones, y la del Estado, que ha causado más dolor y heridos. Además, condeno la manipulación mediática que enfatiza la información sesgada, parcial o errónea con el propósito de demonizar a los ciudadanos.

Si me manifiesto en la calle es porque:

  • Mi participación como ciudadano se ha reducido a votar a listas cerradas cada cuatro años para ver cómo los representantes de los ciudadanos no respetan lo prometido en su programa.
  • Se hacen leyes a favor de grupos de interés en vez de hacerlas a favor del conjunto de la sociedad.
  • Se invierten recursos públicos para ayudar a minorías poderosas, y no a quienes están pasando situaciones desesperadas ocasionadas por la especulación financiera.
  • Los grandes partidos están más preocupados por mantener su poder que por ofrecer soluciones para superar esta crisis histórica.
  • Está a punto de firmarse un “Pacto del Euro” que consiste fundamentalmente en medidas para reducir la inversión pública en servicios esenciales.
  • Desde diferentes órganos del estado se ha insultado a los ciudadanos, e incluso se ha justificado el recurso a la violencia contra manifestantes pacíficos.

Lee el resto de esta entrada »

Los rescates son contraproducentes“. Entrecomillado, ya que lo dijo recientemente Joseph Stiglitz, en las jornadas del Círculo de Economía. Explicó unas cuantas cosas bastante interesantes sobre los mecanismos de “rescate a las economías endeudadas” (*). Negritas mías:

Se traspasa la deuda del sector privado al Gobierno que tiene que responder con recortes que se trasladan a los ciudadanos. Esa austeridad provoca una caída general de los salarios, del consumo y de la fiscalidad que no hace sino empeorar las cosas.

Pongo un ejemplo, sobre Islandia, para ver las diferencias: si el gobierno islandes hubiera aceptado hacerse cargo de la deuda de Icesave con sus acreedores británicos y holandeses, lo que habrían hecho es traspasar la deuda de un banco privado al sector público, generando un enorme gasto extraordinario que les hubiera obligado a hacer recortes sociales (al margen de que ya hubiera otros), lo que se traduce en degradación de los servicios públicos y contracción económica, por la reducción en la demanda, lo que a su vez provoca un descenso en los ingresos del estado, lo que les obliga a recortar aún más, lo que vuelve a contraer… Se entiende, ¿no?

Lee el resto de esta entrada »