La Cámara de Representantes de EE.UU. (el equivalente a nuestro Congreso de los Diputados) ha aprobado una enmienda que impediría a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) implementar medidas para proteger la neutralidad en la Red. La enmienda, propuesta por el partido republicano, fue aprobada por 244 votos frente a 181, aunque la medida necesita superar aún el voto del Senado, donde el partido demócrata tiene la mayoría.

El concepto de “neutralidad en la red” supone que las compañías que proporcionan el acceso a internet están obligadas a tratar a todas las fuentes de información de forma igualitaria. El debate gira en torno a dos puntos. Por un lado, si las compañías proveedoras del acceso pueden dar un trato preferencial a aquellas empresas que paguen por una transmisión de datos más rápida y, por otro, si pueden o no bloquear o ralentizar contenido.

Mientras que el partido demócrata y la Casa Blanca defienden que la FCC puede regular en materia de internet y que el acceso debe ser neutro, el partido republicano quiere limitar la capacidad de actuación de la FCC y favorecer el desarrollo de la Red con menos regulación.

La Comisión Federal de Comunicaciones votó el 21 de diciembre una resolución que prohibía a los proveedores de acceso a internet “discriminar sin justificación” cualquier tipo de contenido. Aunque al mismo tiempo creaba dos tipos de redes: una para acceso a través de líneas fijas y otra para redes móviles, dejando desprotegida a esta última.

El partido republicano también ha propuesto una resolución en la Cámara de Representantes y en el Senado, en el caso de que esta enmienda no prospere. Se trata de una propuesta para reducir el número de votos necesarios para rechazar la decisión de la Comisión.

Hay que recordar que el Parlamento Europeo también rechazó proteger la neutralidad en la Red cuando aprobó el Paquete Telecom, en noviembre de 2009.

(Por cierto, fue en ese mismo Paquete Telecom donde se eliminó toda referencia a la tutela judicial a la hora de restringir derechos en Internet, también con los votos de PP y PSOE. En aquel momento todos pensábamos en las desconexiones, a lo HADOPI, pero una semana después apareció el primer borrador con la Disposición Final segunda de la LES. Por si alguien no lo tiene claro: si en el texto del Europarlamento se hubiera incluido la mención a la tutela judicial habrían imposibilitado tanto HADOPI como la “ley Sinde”, pero prefirieron no hacerlo, igual que con la neutralidad)

En España el Senado aprobó recientemente una moción defendiendo la neutralidad en la Red (tras rechazar otra prácticamente idéntica dos semanas antes), con el apoyo de todos los grupos. En el debate los senadores destacaron cuestiones como “la importancia de que los paquetes de datos circulen con libertad por la red y advirtió de que hay “intereses” de empresas que intentan ponerlo en duda”, o como que “sin una internet libre se acabará con los pequeños emprendedores y, por ejemplo, se podrán ver subidas de precios en telecomunicaciones”.

Por desgracia no se trataba de una disposición legal, sino de una simple moción en la que se “insta” (no se ordena, no se obliga, no se exige) al gobierno a garantizar la neutralidad en la Red, algo en lo que esos mismos grupos no parecen interesados en la práctica, ya que no han hecho ni tienen prevista ninguna iniciativa de carácter legislativo sobre el tema.

En conclusión, hasta el momento la neutralidad en la Red no está protegida por ley en España ni en Europa, y parece que tampoco interesa protegerla en EE.UU.

Comentarios cerrados. Si quieres leer los comentarios o escribir el tuyo puedes hacerlo en Barrapunto.

Anuncios