You are currently browsing the monthly archive for febrero 2011.

La Cámara de Representantes de EE.UU. (el equivalente a nuestro Congreso de los Diputados) ha aprobado una enmienda que impediría a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) implementar medidas para proteger la neutralidad en la Red. La enmienda, propuesta por el partido republicano, fue aprobada por 244 votos frente a 181, aunque la medida necesita superar aún el voto del Senado, donde el partido demócrata tiene la mayoría.

El concepto de “neutralidad en la red” supone que las compañías que proporcionan el acceso a internet están obligadas a tratar a todas las fuentes de información de forma igualitaria. El debate gira en torno a dos puntos. Por un lado, si las compañías proveedoras del acceso pueden dar un trato preferencial a aquellas empresas que paguen por una transmisión de datos más rápida y, por otro, si pueden o no bloquear o ralentizar contenido.

Mientras que el partido demócrata y la Casa Blanca defienden que la FCC puede regular en materia de internet y que el acceso debe ser neutro, el partido republicano quiere limitar la capacidad de actuación de la FCC y favorecer el desarrollo de la Red con menos regulación.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

El problema con la “ley Sinde” no son las descargas. Que no vengan con mierda, nunca han sido las descargas, eso no es lo indignante, ni siquiera las van a impedir. A pesar de las leyes abusivas y del uso de la justicia como arma de intimidación masiva, se sigue descargando en Francia, en EE.UU. o donde sea. Y se seguirá descargando aquí, le pese a quien le pese, eso lo sabemos todos.

No, no se trata de las descargas. Se trata de otras cosas…

Se trata de que van a sancionar lo que no es ilegal, y sigue sin serlo tras la aprobación de esta ley, aunque para ello tengan que saltarse las garantías que ofrece un proceso judicial, a las que tenemos derecho todos los ciudadanos. “No importa que no vulneres la ley, si nos interesa vamos a sancionarte”.

Se trata de que aprueban leyes represivas, que limitan las libertades y vulneran los derechos de los ciudadanos, con el único objetivo de favorecer intereses económicos. ¿A alguien le suena eso? Porque está pasando muy a menudo últimamente.

Se trata del agravio comparativo, de la urgencia en resolver un supuesto perjuicio exclusivamente económico mientras casos con delitos mucho más graves languidecen olvidados en los pasillos de un juzgado. Si violan a tu hija tendrá que esperar meses, en el mejor de los casos, hasta que los tribunales resuelvan algo, mientras los interesados en un simple caso de propiedad intelectual pasan por encima de ella para obtener resultados en pocos días… porque alguien ha puesto enlaces.

Lee el resto de esta entrada »