Veo en bandaancha que el principal ISP francés, Orange, secundado por los alternativos, protesta por las dificultades técnicas que plantea dejar sin Internet a un usuario que aún tendrá derecho a utilizar el teléfono y la TV de pago. Orange estima que adaptar su infraestructura a los requisitos de la respuesta gradual costará 13 millones de euros al año. SFR lo cifra en 10 millones. El total para los cuatro principales operadores será de 40 millones de euros anuales. Teniendo en cuenta que en Francia hay 17,1 millones de clientes de acceso a Internet, el coste será de 2,33 euros al año por conexión.

En ABC dicen que unos 10.000 internautas podrían recibir cada día en Francia advertencias de que serán sancionados si no dejan de descargar ilegalmente de internet. La ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, fue la que avanzó hoy esta cifra, y se mostró convencida de que estas amenazas de sanción tendrán un efecto disuasorio que evitará en la gran mayoría de los casos llegar a suspender la conexión a internet.

El proyecto de ley sobre la creación e internet, que fue aprobado en primera lectura por el Senado el pasado mes de octubre, será debatido a partir de mañana en la Asamblea Nacional. Albanel subrayó que “esta ley es muy esperada” por “el mundo del cine” y “de la canción”, y puso el acento en que el texto tendrá un efecto “muy disuasorio”.

Según ABC: El Ejecutivo ha calculado que el dispositivo técnico para hacer posible la vigilancia, que estará plenamente en vigor en 2010, tendrá un costo de unos 70 millones de euros que será objeto de compensación por el Estado para los servidores de internet.

En la web de la Asociación de Internautas comentan que quizá tengan problemas para aprobarla, ya que hay división en Francia por la votación de la ley de Sarkozy: “Varios diputados se desmarcan del intento del gobierno aplastar el intercambio gratuito de obras”. Por cierto, también dicen que “en Francia ya hay robots que están filtrando la red de forma generalizada, robots pilotados por empresas como Advestigo y Qosmos.” Muy preocupante.

Y una cosa más, como dicen en Público (en el último enlace): “Y además, también hay canon”. En breve, en Francia, también van a pronunciarse sobre un punto que podría sembrar más polémica: la tasa por los teléfonos móviles.

Actualización 2009-03-11 10:08 CET: Acabo de ver en El País la siguiente noticia: Las operadoras avisan de que controlar las descargas P2P costaría 100 millones. “[…] los ISP españoles temen que el Ejecutivo dejaría en sus manos el coste de todo el proceso, como ha hecho con la ley de identificación de los clientes de móviles con tarjetas prepago. Además, España es uno de los países más activos en descargas P2P -totalmente lícitas con la actual legislación-[sic], por lo que el esfuerzo financiero superaría al de Francia. […] La asociación de operadores Redtel negocia con las sociedades de gestión de derechos y los ministerios de Cultura e Industria un sistema de control de las descargas.”

Cuando las barbas del vecino…

Comentarios cerrados. Si quieres leer los comentarios o escribir el tuyo puedes hacerlo en Barrapunto.

Anuncios